gastronomia.es
Masas

Crostini variados

14 / 05 / 2014 NIVEL DE DIFICULTAD fácilfácilfácilfácilfácil VIDEO NO AUTOR Jose David
  • Crostini variados 2
  • Crostini variados 3

Características

I 30 min 8 comensales 5€ 350 kcal

Ingredientes

Para la masa de crostini

  • 500 g harina de trigo normal
  • 250 de agua a temperatura ambiente
  • 30 g de aceite de oliva
  • 10 g de levadura
  • 10 g de sal

Para la mantequilla de ajo

  • 1 diente de ajo
  • 100 g de mantequilla
  • Sal

Además

  • Sobrasada
  • Cebolla roja
  • Queso azul
  • Chorizo picante
  • Bacon
  • Tomates cherry
  • Queso mozarella
  • Salsa pesto
  • Salsa de tomate
  • Orégano seco

Elaboración

Los crostini son un aperitivo italiano que consiste en una rodaja de pan tostado que encima se le añade cualquier alimento que nos guste: verduras, embutidos, quesos, hierbas aromáticas como orégano o albahaca… y se riegan con un buen aceite de oliva virgen extra.

En nuestra versión de los crostini vamos a hacer nosotros mismos la masa, así conseguiremos una textura muy esponjosa, aunque podemos saltarnos este paso, usar una barra de pan normal y cortarla en rodajas de un par de centímetros. Nos gustan los crostini no demasiado crujientes y secos por eso recomendamos que si no hacemos la masa casera usemos un pan que no esté muy tostado (incluso uno precocido), aunque como siempre todo depende de los gustos, si queremos más crujiente podemos usar un pan más tostado u hornearlo más tiempo.

También usaremos una mantequilla de ajo, que no es muy italiano, pero el resultado es muy especial, recuerda mucho al pan de ajo de las pizzerías americanas.

El resto de ingredientes son al gusto de cada uno, os daremos una lista de sugerencias pero se puede usar prácticamente cualquier ingrediente que nos guste.

Para la masa de crostini

  • 1
    Ponemos la harina en un cuenco grande, echamos la levadura y con la ayuda de las palmas manos la disolvemos frotando con algo de harina.
  • 2
    Echamos el resto de ingredientes y con una cuchara mezclar todo los ingredientes hasta que esté todo integrado, entonces poner sobre la mesa de trabajo y amasar durante 10-15 minutos hasta conseguir una masa lisa y elástica.
  • 3
    Dejar reposar la masa en un cuenco amplio tapada por un paño húmedo (importante para evitar que se reseque) durante una hora y media a temperatura ambiente. En invierno o zonas frías puede hacer falta un par de horas, la idea es que la masa duplique su tamaño.
  • 4
    Sacar la masa del cuenco y amasar ligeramente para quitarle un poco de fuerza y poder manipularla con más facilidad. Dejarla reposar 5 minutos tapada con un paño húmedo.
  • 5
    Ponemos un poco de harina encima del banco de trabajo y echamos la masa. Primera hacemos una bola y luego la aplanamos hasta conseguir un cuadrado, entonces llevamos la mitad de abajo al centro y la mitad del arriba al centro también, juntamos y conseguiremos una forma de cilindro que rodaremos suavemente con las manos para alargarlo un poco.
  • 6
    Cortamos triángulos y los vamos poniendo encima de una bandeja con papel de horno debajo, los pintamos con aceite de oliva.
  • 7
    Dejar fermentar en un lugar cerrado con un cuenco de agua templada dentro hasta que duplique tu tamaño (hora y media más o menos) , Lo ideal es dentro del microondas apagado y cerrado. El cuenco de agua es para ahumentar la humedad y evitar que se reseque la masa. También podemos meterlas dentro del horno tendiendo la precaución de sacarlas antes de encender el horno.
  • 8
    Precalentar el horno al máximo (250º-300º) sin ventilación ya que resecaría la masa.
  • 9
    Pintamos de nuevo la masa con aceite de oliva (suavemente para evitar que la fermentación baje).
  • 10
    Cuando el horno llegue a su máxima temperatura meter los crostini (en la posición central). Bajar el horno a 200º y dejar 5 minutos, la idea es dar una pequeña precocción a la masa. Poner el horno al máximo es porque es importante darle un golpe fuerte de calor a la masa para que de desarrolle correctamente y si dejamos el horno directamente a 200º al abrir la puerta baja la temperatura y no tenemos el calor necesario.

Para la mantequilla de ajo

  • 1
    Dejamos la mantequilla a temperatura ambiente un par de horas para que se quede pomada. Otra opción es hacerlo en el microondas en descongelación durante 2-3 minutos.
  • 2
    Pelamos el diente de ajo, le quitamos el germen central y lo ponemos en un mortero. Si queremos que no repita nada lo podemos blanquear en tres aguas diferentes.
  • 3
    Machacamos el ajo con un poco de sal hasta conseguir una pasta, entonces echamos la mantequilla y mezclamos todo bien.

Para los crostini variados

  • 1
    Partimos cada masa de crostini a la mitad (o hacemos rodajas de pan si no hemos hecho la masa nosotros), los untamos con mantequilla de ajo y le ponemos encima los ingredientes a nuestro gusto.
  • 2
    Metemos en el horno a 200º poniendo la bandeja en la parte superior del horno y horneamos hasta que se doren ligeramente los ingredientes, con 3-4 minutos debe bastar ya que no nos interesa que se seque demasiado la masa.
Share Button

COMENTARIOS

  • © gastronomia.es 2020
    Aviso legal
  • Suscribirse a newsletter
  • Síguenos en
  • Contacto
    info@gastronomia.es