gastronomia.es
Masas

Empanada de marisco, coco y curry verde

05 / 02 / 2014 NIVEL DE DIFICULTAD difícildifícildifícildifícildifícil VIDEO NO AUTOR Jose David

Características

I 1 h 8 comensales 10€ 400 kcal

Ingredientes

Para el relleno de curry verde y coco

  • 1 lata de leche de coco
  • 100 g de carne de mejillón (la venden ya así sin cáscara)
  • 100 g de gambas peladas
  • 1 cucharada de pasta de curry verde (sección cocina asiática de los supermercados)
  • 1 cebolla
  • 1 ajo
  • 1 cucharadita de maicena (harina fina de maiz)

Para la masa de empanada:

  • 500 g harina (floja o de repostería, que no sea de fuerza)
  • 100 g huevos (dos huevos pequeños)
  • 125 g de agua
  • 125 g mantequilla (dejarla un rato fuera de la nevera)
  • 40 g de aceite de oliva suave
  • 10 g de sal (si la mantequilla es sin sal se le puede echar un poco más)

 

 

 

Elaboración

Para el relleno de curry verde y coco

  • 1
    Cortamos una cebolla en juliana y el ajo muy fino. Los pochamos en aceite de oliva a fuego lento hasta que esté transparente la cebolla.
  • 2
    Echamos el curry verde y cocinamos el junto un minuto más.
  • 3
    Ponemos la leche de coco y dejamos reducir hasta que espese.
  • 4
    Echamos las gambas y la carne de mejillón y cocinamos un minuto más.
  • 5
    Observamos el espesor que tiene el relleno y utilizamos la maicena en caso que sea necesario, tiene que quedar una textura parecida a una bechamel ligera. Para usar la maicena basta con disolver una cucharadita de maicena en un poco de agua fría (importante para evitar grumos), quedará como leche y vamos echando ese líquido poco a poco sobre el relleno (que tiene que estar hirviendo para que haga efecto la maicena) hasta que consigamos la consistencia que queramos.
  • 6
    Ponemos a punto de sal y reservamos.

Para la masa de empanada:

  • 1
    Juntar todos los ingredientes en un cuenco y mezclar con una cuchara de madera hasta que estén bien integrados. Poner la masa sobre la encimera y amasar con las manos hasta que quede una masa fina y lisa, por lo menos se debe amasar 5 minutos pero tampoco demasiado más, no es una masa de pan y no queremos que coja demasiada fuerza que luego nos complicaría la tarea de estirado de la masa.
  • 2
    Tapar la masa con un paño húmedo para evitar que se reseque, dejar reposar 30 minutos, así conseguimos que se relaje la masa y nos sea más fácil estirar.
  • 3
    Partir la masa en dos con un cuchillo.
  • 4
    Enharinar la encimera y un rodillo y estirar una parte de la masa hasta conseguir un grosor de unos 2-3 milímetros. La idea es conseguir un rectángulo del tamaño de la bandeja de vuestro horno, se puede cortar la masa con un cuchillo por los lados para conseguir un rectángulo perfecto. El grosor de la masa es a gusto de cada uno, a mi personalmente me gusta una masa fina pero si os gusta una masa más gordita basta con dejarla a un grosor 5-6 milímetros y luego hornearla un poco más.
  • 5
    Hacer lo mismo con la otra parte de la masa.
  • 6
    Poner una lámina de masa encima de una bandeja de horno con papel de hornear debajo. Pinchar ligeramente con un tenedor por evitar que crezca en exceso.
  • 7
    Cubrir con el relleno dejando libres los bordes para luego poder cerrarla bien.
  • 8
    Poner encima la otra lámina de masa y cerrar la empanada juntando la parte superior e inferior. Se puede hacer con las manos girando la masa o con la ayuda de un tenedor como se suele hacer con las empanadillas. Pinchar de nuevo ligeramente con un tenedor y abrir en el centro un agujero para que salga el vapor de dentro, así evitaremos que se hinche.
  • 9
    Pintamos con huevo la empanada con la ayuda de un pincel, también se puede hacer con aceite y conseguir un resultado más rústico.
  • 10
    Precalentar el horno a 200º con un recipiente (que aguante el horno) lleno de agua caliente. Así conseguiremos vapor que favorece el horneado de la masa de empanada.
  • 11
    Meter la empanada en el horno y bajar a 160º. La idea de precalentar el horno a una temperatura superior es que al abrir la puerto del horno la temperatura baja mucho, entonces no tendríamos los 160º que queremos sino que tendríamos 120º o 130º.
  • 12
    Dejar la masa 10 minutos a 160º, entonces abrimos el horno y quitamos el recipiente con el agua porque ya no nos interesa más vapor. Subimos a 180º y dejamos 30-40 minutos hasta que esté bien dorada.
  • 13
    Sacamos el horno y lista para comer. Se puede tomar fría o caliente.
Share Button

COMENTARIOS

  • © gastronomia.es 2020
    Aviso legal
  • Suscribirse a newsletter
  • Síguenos en
  • Contacto
    info@gastronomia.es