gastronomia.es
Masas

Pizza carbonara

20 / 06 / 2014 NIVEL DE DIFICULTAD mediomediomediomediomedio VIDEO NO AUTOR Jose David

Características

I 1 h 4 comensales 5€ 450 kcal

Ingredientes

Para la masa de pizza

  • 500 g harina de trigo normal
  • 250 de agua a temperatura ambiente
  • 30 g de aceite de oliva suave
  • 10 g de levadura
  • 10 g de sal

Para la salsa carbonara

  • 200 ml de nata 35%
  • 4 lonchas de bacon ahumado

Para la mezcla de quesos para pizza

  • 100 g de queso mozarella
  • 100 g de queso emmental

Para la pizza carbonara

  • 1 bola de masa de pizza (elaboración anterior)
  • Salsa carbonara (elaboración anterior)
  • Mezcla de quesos para pizza (elaboración anterior)
  • 2 lonchas de bacon ahumado
  • 1/2 cebolla roja (también vale cebolla normal)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Orégano

Elaboración

Para la masa de pizza

  • 1
    Ponemos la harina en un cuenco grande, echamos la levadura y con la ayuda de las palmas manos la disolvemos frotando con algo de harina.
  • 2
    Echamos el resto de ingredientes y con una cuchara mezclar todo los ingredientes hasta que esté todo integrado, entonces poner sobre la mesa de trabajo y amasar durante 10-15 minutos hasta conseguir una masa lisa y elástica.
  • 3
    Dejar reposar la masa en un cuenco amplio tapada por un paño húmedo (importante para evitar que se reseque) durante una hora y media a temperatura ambiente. En invierno o zonas frías puede hacer falta un par de horas, la idea es que la masa duplique su tamaño. Se puede dejar toda la noche entera en la nevera, así conseguiremos mejor sabor, es importante taparla bien en un recipiente hermético para evitar que se reseque.
  • 4
    Sacar la masa del cuenco y amasar ligeramente para quitarle un poco de fuerza y poder manipularla con más facilidad. Dejarla reposar 5 minutos tapada con un paño húmedo.
  • 5
    Antes de estirar la masa conviene poner el horno al máximo con una bandeja metálica (o piedra de horno) en la parte de abajo del horno durante 30 minutos o más para que coja mucho calor la bandeja y podamos emular un horno de pizzería. Si el horno llega a 270º o 300º sería lo ideal, sino al máximo que llegue.
  • 6
    Con una rasqueta cortamos porciones de masa, más o menos del tamaño de una pelota de golf si queremos la masa muy fina o más grandes si la queremos más gruesa. Boleamos, es decir les damos forma de bola.
  • 7
    Ponemos un poco de harina en la mesa de trabajo y echamos encima la bola de masa. Empezamos a estirarla primero con los dedos hasta conseguir un disco y finalmente con un rodillo. Si queremos una masa muy fina lo ideal es dejarlo a un grosor de menos de 1mm pero podemos darle el grosor que queramos.
  • 8
    Ahora es cuando hacemos una pequeña precocción de la masa, así evitaremos que el relleno de la pizza humedezca la masa y nos quede demasiado blanda.
  • 9
    Cogemos una pala de pizza o una bandeja metálica y le ponemos un poco de harina (también se puede hacer con sémola como hacen en muchas pizzería), ponemos encima la masa de pizza estirada, abrimos el horno y rápidamente echamos la masa de pizza sobre la bandeja metálica (o piedra de horno). Veremos como se hincha rápidamente por acción del choque de calor. Dejamos la masa 1 minuto en el horno (recordamos que es una prección) y la sacamos, tapamos con un paño hasta el momento de poner el relleno.
  • 10
    Podemos precocer hacer tantas masas como queramos, amontonarlas unas con otras y ponerles un paño para evitar que se resequen.

Para la salsa carbonara

  • 1
    Cortamos el bacon en trozos pequeños y los calentamos en una sartén sin nada de aceite. Cuando el bacon empiece a soltar su grasa echamos la nata y cocinamos a fuego medio durante 15-20 minutos hasta que la nata haya reducido y cogido bien el sabor del bacon ahumado. Colamos y reservamos.

Para la mezcla de quesos para pizza

  • 1
    Rallar los quesos y mezclar.

Para la pizza carbonara

  • 1
    Ponemos la salsa carbonara al gusto en el fondo de la masa de pizza, tampoco tenemos que pasarnos porque puede en exceso puede reblandecer la masa, con dos o tres cucharadas debe bastar.
  • 2
    Cortamos la cebolla en juliana (láminas finas) y la echamos por encima.
  • 3
    Por último echamos la mezcla de quesos por encima.
  • 4
    Metemos en el horno que lo seguiremos teniendo al máximo hasta que el queso esté derretido y los bordes ligeramente tostados. Si hemos hecho una pizza muy fina como en nuestro caso, con 2-3 minutos debe bastar, con masas más gruesas pueden ser 5 minutos o más, lo ideal es fijarse en el punto de la masa.
  • 5
    Fuera del horno acabamos con un poco de orégano y un chorrito de aceite virgen extra en el último momento.
Share Button

COMENTARIOS

  • © gastronomia.es 2022
    Aviso legal
  • Suscribirse a newsletter
  • Síguenos en
  • Contacto
    info@gastronomia.es